Comunicación

Inicio  › Noticias
  13 Noviembre2015

Entrevista al Dr. Espinal

El Dr. Juan Bautista Espinal, neurólogo del hospital Universitario de Donostia, absoluto colaborador de la Asociación Gipuzkoana de Epilepsia, responde a nuestras preguntas.

El Dr. Espinal en su consulta del hospital Universitario de Donostia El Dr. Espinal en su consulta del hospital Universitario de Donostia

¿Tuviste claro que querías estudiar medicina?

Tras el bachillerato tenía que elegir la carrera, tuve a mi padre ingresado casi un año e iba a visitarle al hospital muy a menudo y fue allí donde se me contagió el ambiente.

¿Por qué la especialidad de neurología?

El sistema nervioso siempre me ha parecido atractivo y fascinante.

¿Has ejercido siempre en Euskadi?

Sí. Al acabar la carrera empecé como interino y después como médico adjunto y preparé las oposiciones. He trabajado en el Hospital de Zumarraga, el ambulatorio de Eibar y desde allí como especialista con mucha ilusión a estrenar el Hospital de Mendaro.

¿Durante tu carrera profesional qué es lo que más te ha impactado?

Probablemente que te enfrentas a una enfermedad crónica que no tiene tratamiento curativo, mantienes una relación con el paciente que puede durar unos años de observación y ves que empeora y no tienes más armas para ayudarle que los que estás usando y acabas como mero observador de una enfermedad devastadora. Me hace sentirme mal aunque no es el caso de la epilepsia en general.

¿Te puedes revelar tú mismo o el paciente?

El paciente se revela siempre, sobre todo en la primera fase de las enfermedades crónicas hay una rebeldía y hasta que las cosas se aceptan y se confirma el diagnóstico por varios especialistas, pasa tiempo. Los médicos hemos aprendido a no revelarnos mucho porque si no estaríamos trabajando con un stress adicional aunque de vez en cuando sí te revelas y das un mazazo por no tener el tratamiento o la incapacidad de tener en poner apellido a una enfermedad.

¿Qué consejo le darías a un paciente que le diagnostican epilepsia?

La epilepsia no es una enfermedad, es un capítulo de las enfermedades neurológicas que producen crisis epilépticas. Le diría cómo se tiene que cuidar y luego desdramatizar el diagnóstico, ya que al comienzo te sientes como un bicho raro y el término epilepsia tiene unas acotaciones negativas, tu entorno habitualmente te va a interrogar y cambiar un poco el papel que tiene esa persona y su relación. El paciente debe saber que no se ha convertido en un enfermo que va a tener problemas sino que sólo tendrá crisis que tienen tratamiento y que la mayoría de los pacientes hacen vida normal.

En la investigación médica, ¿Cómo nos encontramos con los recortes?

Es un poco diferente porque los factores comerciales no están tan implicados. La investigación médica va por el área quirúrgica y molecular y genética y digamos que las entidades privadas tienen menos peso en Europa. Eso se hace más mediante financiación de dinero público que puede ser con ayudas de la Unión Europea hasta de los gobiernos de las comunidades autónomas y depende de las fianzas de los poderes públicos, si la economía recupera y hay presupuesto, seguirá avanzando la investigación médica.

¿Qué opinas del copago farmacéutico?

No me parece ni bien ni mal, hasta ahora los pacientes tenían una financiación del 100% y ahora tendrán que pagar una parte.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas su uso. Más información